Skip links

Matico x 100 grs.

$370.00

Compra en hasta 12 pagos sin tarjeta con Mercado Pago

Descripción

Los usos internos tradicionales del matico se asocian al tratamiento de malestares del aparato digestivo, como por ejemplo, dolor de estómago, afecciones del tipo hepática, de la vesícula, diarrea, indigestión, úlceras estomacales. Para estos, la principal posibilidad de ingesta, es a través de una infusión.

En cuanto a los usos externos tradicionales de esta planta, se asocian a heridas de la piel, traumatismos, úlceras y lavados vaginales. La misma infusión antes mencionada sirve para lavar heridas, además de las COMPRESAS (gasa u otro tejido de similares características humedecido con la COCCIÓN DE LA PLANTA). El cocimiento es la obtención de un líquido que se obtiene tras macerar el matico a la temperatura de ebullición, entre 15 a 40 minutos, dependiendo de qué tan tiernas o duras sean las raíces que acompañan a las flores y las plantas.

Por último, acerca del MATICO, se considera que esta planta tiene ciertos afectos analgésicos (disminuye el dolor), antimicótico (combate las infecciones por hongos), además de ser cicatrizante y antiinflamatorio.

Preparación: La INFUSIÓN es de fácil preparación, sólo basta conseguir y utilizar una cucharada de hojas frescas en un litro de agua recién hervida. Es importante dejar reposar entre 8 a 10 minutos para que el agua actúe sobre las propiedades de esta planta. Ahora bien, si las posibilidades de obtención de esta planta son sólo a través de plantas secas, hay que recordar que estas contienen menos cantidad de agua, por lo que su concentración es mucho mayor, por lo tanto, la equivalencia sería: una cucharada de hojas secas, por tres de hojas frescas.

Consumo: Se recomienda beber 1 taza, 3 veces al día.

Contraindicaciones y precauciones: No se puede abusar del consumo de matico porque algunos de sus componentes cuentan con un bajo nivel de toxicidad. Si se consume en exceso, estos componentes se acumulan en nuestro organismo y pueden llegar a ser nocivos.

No deben consumirlo las mujeres embarazadas porque puede provocar problemas al feto.

No debe ser consumido durante la lactancia porque puede causar problemas al bebé.

No cicatriza adecuadamente las heridas en personas diabéticas, por lo que se deben utilizar medicamentos más potentes.

Si consumes medicación, acude con el médico antes de tomar matico para descartar posibles interacciones.

Si padeces de alergias a algunos de los componentes del matico, evita su consumo

Nuestras marcas

    ¡Dejá tu mensaje, aquí te asesoramos!

    [honeypot honeypot-762]